Todo lo que hay que saber sobre el Black Friday en el País Vasco

 

Quien hoy decide embarcarse en el mundo del pequeño comercio o negocio debe ser conciente que se convierte en la primera persona a su cargo. Es “la Dirección de la empresa” y debe estar muy presente en todo momento.

Estar al pie del cañón o detrás de un mostrador,  será una de sus características más importantes. La personalización de la oferta o el conocimiento del producto y el deseo de vender más, serán sus principales objetivos. De hecho, la presencia, la cercanía y la calidad de la atención, son una parte importante para la viabilidad del futuro.

Pero hoy en día, todo esto no es suficiente; las personas empresarias tienen que hacer posible que cada canal esté en contacto con la clientela. La competitividad es muy rigurosa y, los gigantes tecnológicos, cada vez más, llegan a más mercados. Por ello, no es suficiente estar físicamente en el negocio. De esta manera, se debe estar en todas partes y no de cualquier manera sino, dando una respuesta homogénea, aplicando un enfoque integral en las ventas minoristas.

Cada cliente necesita detectar la proximidad física en las herramientas online; necesita ver que lo que está comprando en este lugar es único; ecesita sentirse cerca del negocio, en base a una relación “distante”. Las pequeñas y medianas empresas no pueden ganar la liga tecnológica a las compañías multinacionales y, mucho menos en el precio, pero pueden competir en términos de calidad, proximidad y servicio.


Gestión de marcas

A pesar de ello, la digitalización empresarial no debe ser totalmente subcontratada. Una persona empresaria con perfil intermedio, probablemente necesitará asesoramiento y asistencia, pero en función de su liderazgo y su convicción podrá intervenir en este proceso.

Las pequeñas empresas necesitan una estrategia digital y esta estrategia se basa en un buen sitio web corporativo, en un catálogo de productos actualizado y completo, en el uso de las redes sociales renovando su actividad y perfil, gestionando solicitudes y reembolsos, así como fomentando el deseo de realizar más compras y la fidelidad del cliente.

Si agregamos una gestión adecuada de la marca, y si a la persona que lidera el negocio le apasiona escuchar y mejorar continuamente, alcanzaremos éxito. Si detrás de las redes sociales o del teléfono responde una persona, será una experiencia única para el cliente.

Artículo original, Tolosaldeko Ataria:
Saltoki txikiak digitalizazioaren erronken aurrean


https://ataria.eus/komunitatea/tolosaldeagaratzen/1538734482703-saltoki-txikiak-digitalizazioaren-erronken-aurrean

www.Ataria.eus